El colchón debe de ser lo más cómodo que hay en la casa por el tiempo que pasamos en él, (un tercio de nuestra vida la pasamos durmiendo). Los colchones de mala calidad están relacionados con dolor de espalda y articulaciones. Un mal descanso puede provocar problemas en nuestro metabolismo como insomnio, metabolismo lento, o alteración en el sistema inmunológico. Un buen sistema de descanso (colchón, base y almohada), es la solución para mejorar la calidad del descanso.

Cuando nos disponemos a comprar un nuevo equipo de descanso, nos asaltan las dudas entre tanto tecnicismos. ¿Existe el colchón perfecto?, la verdad es que no, cada persona se adaptará a un colchón según su fisonomía, no hay que olvidar que la sensación de confort es subjetiva y varía de una persona a otra.

A continuación te damos cinco puntos a tener en cuenta a la hora de comprar tu colchón ideal.

1. Cambia tu colchón cada 8 o 10 años. La vida máxima de un colchón es de 10 años. Sin embargo, no todos los colchones alcanzan esta durabilidad, pues también depende del uso que se le dé, de la calidad de los mismos, o de los materiales que lo forman e incluso de las características de las personas que lo utilizan. Asegúrate de que el colchón que vas a utilizar a diario, sea el que mejor se adapte a ti.

2. Reemplaza la base cuando adquieras tu nuevo colchón. La base aporta un 30% de firmeza al conjunto del equipo de descanso, mientras que el colchón aporta el 70% restante.

Lo recomendable es elegir primero el colchón y después la base, ya que dependerá del tipo de colchón que compremos, que nos decantemos por una estructura u otra. Que el colchón sea más o menos transpirable es un factor determinante a la hora de elegir la base, así los colchones de muelles ensacados son los que más transpiran y aceptan toda clase de bases, mientras los colchones viscoelásticos son los que necesitan un plus de aireación.

3. Busca sobre todo el confort. Colchones con más firmeza, firmeza media o blanda, muchos lo tienen claro cuál es su preferencia, pero si tú no lo tienes claro lo mejor es que te pongas en manos de nuestros comerciales, ellos te asesorarán sobre qué colchón elegir dependiendo de tu postura al dormir, tu morfología o peso.

4. Elige una almohada apropiada. Es preciso saber que cuando nos acostamos, la columna vertebral debe quedar recta desde el comienzo de las cervicales hasta la cadera. Es muy recomendable dormir con almohada para que nuestros músculos descansen y se relajen. En esta zona hay una gran cantidad de ligamentos, articulaciones y músculos que se van tensionando durante el día, por eso es vital que se relajen durante las horas de sueño.

5. Tiempo de adaptación. Tras muchos años durmiendo en el colchón antiguo nuestro cuerpo necesita un tiempo de adaptación a la nueva firmeza y materiales. Es normal que al principio extrañemos la cama, pero en unos días estaremos encantados de conseguir un sueño de calidad.

Colchón Armonía de la Línea Sensaciones. Ideal para el descanso más exigente.

 

Contáctanos

Visita nuestras tiendas online:
www.factorydescans.com
www.centrosuenos.com

 

 

Email info@ergostil.com

 

 

Localización Descubre nuestras tiendas

Al enviarnos un email a través de nuestro formulario de contacto
usted acepta la Política de Protección de Datos.