Contra el virus de la gripe se recomienda guardar reposo en la cama, ya que el sueño refuerza el sistema inmunológico y ayuda a restablecernos más rápido de la enfermedad. La gripe está teniendo en estos días nivel epidémico, así que si  también la has pillado, estos consejos te pueden ayudar a dormir mejor.

El sistema inmunológico hace que nuestras defensas se activen mientras dormimos ante cualquier ataque vírico o bacteriano, por eso muchos médicos incluyen en sus recetas reposo en la cama como terapia extra a su tratamiento.

Un estudio realizado en la universidad de Pittsburgh demuestra que las personas que duermen menos de siete horas, tienen tres veces más probabilidad de resfriarse o enfermar de gripe que las que duermen al menos ocho horas. Así que mantener todo el año una higiene del sueño saludable, nos puede ayudar a no padecer de gripe ni resfriados.

Pero, ¿cómo podemos conciliar el sueño cuando ya estamos enfermos?

1. Algo muy molesto a la hora de dormir es la congestión nasal debido a la mucosidad. Disponer de varias almohadas que nos ayuden a tener la cabeza elevada mientras dormimos permite que las fosas nasales se abran y podamos respirar mejor.

2. Mantenernos hidratados para favorecer la fluidez de la mucosidad. Beber al menos 2 litros de agua diarios ayudará a nuestro organismo a recuperarse más rápido.

3. Mantener humidificado el ambiente del dormitorio nos permite respirar mejor y así tener un sueño más reparador.

4. Si la tos es otro factor que no te deja descansar, tomar un té caliente de jengibre, limón y miel te ayudará a eliminar ese molesto síntoma del resfriado y conseguirás dormir toda la noche sin interrupciones.

5. Dormir bien arropado con un nórdico que nos ayude a sudar, y eliminar así los virus, va a acelerar el tiempo de recuperación. No olvides cambiar la ropa de cama cada dos días.

 

Los colchones de muelles y los colchones viscoelásticos son los más solicitados por nuestros clientes, y la pregunta que nos suelen hacer es ¿cuál de las dos modalidades es mejor?, la respuesta es sencilla, no hay un modelo mejor que otro, el mejor colchón es el que se adapta a nuestras características físicas  y a nuestros gustos personales,  y lo que para unos es confortable para otros no lo es tanto y viceversa.

Lo que determina que sintamos unas sensaciones u otras es el núcleo del colchón. La firmeza y el grado de confort vienen determinados por el tipo de material que el colchón tenga en su interior. Mientras que los colchones de muelles se caracterizan por la firmeza y transpiración, los colchones viscoelásticos se caracterizan por su adaptabilidad.

Colchones de muelles

Los colchones de muelles tradicionales han dado paso a un nuevo tipo de colchones de muelles ensacados, que se caracterizan por tener en su interior una carcasa de muelles individuales envueltos en una tela. Este nuevo sistema favorece la independencia de lechos, es decir, ya no nos van a molestar los movimientos nocturnos de nuestra pareja, además de la ausencia de ruidos.

La calidad de un colchón de estas características viene determinada por el tipo de material del muelle, de la cantidad de muelles (que nunca debería ser inferior a 220/203m2), de la calidad de la tela del ensacado y de la calidad del acolchado de las capas superiores (que suelen ser de viscoelástica o látex).

Este tipo de colchones llevan un refuerzo perimetral que evita que haya desplazamientos de los muelles, aumentando así su durabilidad.

Nuestra recomendación es el modelo VIVALDI, un colchón con núcleo de nano muelles ensacados que aporta una adaptación progresiva a cada zona de nuestro cuerpo. Dispone de una carcasa de Nanomuelles, 3.300 muelles (en  medida 150X190), y diferencia 9 zonas de descanso gracias a los diferentes diámetros del hilo del muelle.

Colchones viscoelásticos

La viscoelástica es un material que se adapta al contorno del cuerpo, proporcionando al durmiente un descanso libre de presiones y una sensación de ingravidez muy característica de este material. Es una espuma de célula abierta sensible a la temperatura  y a la presión corporal. Cuando nos acostamos sobre un colchón viscoelástico sentimos que el colchón se adapta perfectamente a nuestro cuerpo, y cuando nos levantamos recupera su forma original.

Muchos de los colchones viscoelásticos son combinados, es decir, el viscoelástico está en el acolchado, mientras que el núcleo es de otro material, como muelles, látex, HR, etc.

El colchón CALMA 2.0 es un colchón que se adapta a nuestro cuerpo y que alivia los puntos de presión mejorando la circulación sanguínea gracias al viscoelástico perfilado. Es un modelo que diferencia hasta 7 zonas de descanso ofreciendo así una adaptabilidad más personalizada.

 

 

 

¿Te consideras una persona friolera? Este año el frío ha tardado en llegar, pero te habrás dado cuenta de que ya está aquí. El frío se puede combatir de diferentes maneras, pero ¿qué podemos hacer a la hora de dormir?

Los expertos recomiendan que la habitación esté entre los 15º C y 22º C, si varía de ese rango, es posible que se tenga problemas para dormir correctamente. Cuando la habitación está por debajo de los 12º C los vasos sanguíneos se contraen, el cuerpo necesita aumentar la actividad para conseguir la temperatura idónea, cosa que hace que nos despertemos en  mitad de la noche  y no nos permita descansar correctamente.

Cuatro consejos para dormir bien con frío

1. Limita tu espacio; Si ya es difícil encontrar las condiciones idóneas para dormir uno sólo, imagínate con una pareja. Suele ocurrir que lo que es bueno para uno, no lo es tanto para el otro, mientras uno es friolero y todas las mantas y nórdicos son pocos, el otro se siente como si estuviera en un horno. Lo mejor en estos casos es limitar los espacios, e incluso comprar una cama más grande si fuese preciso.

2. Elegir bien el colchón; Los materiales pueden dar más calor o frío que otros, un cochón con Sistema Dual Therm que consiste en una tapa reversible con tejido invierno/verano puede ser la solución. El sistema Termoregulador con tejidos como el strech, uno de los más demandados por aportar un confort único y tacto súper suave, es lo que se utiliza actualmente en colchonería para evitar los cambios de temperatura en nuestra base de descanso.

3. Utilizar ropa de cama adecuada; cubrecolchones, sábanas, mantas, nórdicos que harán que tu temperatura sea la adecuada mientras duermes. 

4. Utiliza calcetines; Según el Dr. Estivill "Hay personas a las que les cuesta empezar a dormir, y si les preguntas si tienen frío en los pies, dicen que sí. Y es porque no se ha producido este cambio de temperatura, no se ha enfriado el cerebro lo suficiente y no se han calentado los pies. Una vez que se han calentado los pies, el cuerpo ya no los necesita y es cuando las personas los sacan fuera del edredón o sencillamente se quitan los calcetines".

 

Un colchón de calidad es indispensable para un buen descanso, seguro que con esto no te he dicho nada nuevo, ¿pero desde cuando no has cambiado el tuyo?

Un colchón viejo y deformado puede traerte consecuencias no deseadas como problemas musculares, despertares nocturnos, cansancio…  ¿Sabías que el 7% de los problemas de sueño relatados por los pacientes a sus médicos son consecuencia de colchones incómodos?

Un buen mantenimiento del colchón, como es la limpieza y darle la vuelta periódicamente mantienen de manera notable las características técnicas del colchón, pero no hay que olvidar renovarlo cada 8 o 10 años para que el descanso sea sin interrupciones y reparador.

Señales para renovar el colchón

1. Está deformado; el paso del tiempo hace que el colchón pierda las propiedades originales, y los posibles desniveles nos causarán problemas musculares.

2. Tiene más de 10 años; con este tiempo ya se puede decir que tu colchón necesita cambiarse. Su firmeza ha cambiado y ya no es funcional, ¿de verdad piensas que lo puedes seguir usando? Ven a nuestras tiendas y prueba un colchón de calidad, entenderás de qué te hablo. Cuando pruebes lo que te ofrece un colchón nuevo con todas sus propiedades originales te darás cuenta que ya no quieres dormir más en tu viejo colchón.

3. Habéis cambiado físicamente; en las etapas de crecimiento, problemas de peso, alguna dolencia… un colchón se debe adaptar siempre a cada situación y persona.

4. Porque ahora te apetece un colchón talla King size; siempre has dormido en camas individuales, o en tamaño estándar, ¿qué te parece ahora una cama realmente grande para ti? Las medidas a partir de 180 x 200 cm están de moda, ¿te imaginas? 

 

 

 

Termina un año y empieza otro, es la época perfecta para llenarnos de buenos propósitos.

Hacer deporte, comer más sano, aprender inglés ¿te suena?, pues quizás el propósito más importante para tener la energía suficiente para conseguir nuestros objetivos sea dormir bien.

¿Sabías que un buen descanso se equipara en importancia para mantener nuestra salud con hacer deporte o cuidar la alimentación? Dormir bien no sirve solo para que no nos salgan ojeras, es para mucho más, es saludable para el corazón, nuestro ánimo, regula el peso…

Por desgracias el estilo de vida occidental ha hecho que nuestros hábitos de sueño no sean los más adecuados. Hoy en día dormimos menos horas y con peor calidad a como lo hacían nuestros antepasados mermando así nuestra salud.

¿Qué podemos hacer para dormir bien?

Teniendo en cuenta que dormir de forma reparadora es dormir entre 7 y 9 horas (los niños necesitan más horas), sin interrupciones, cómodamente en un ambiente propicio para ello, evitando la luz y el ruido, tenemos pistas suficientes para elaborar nuestros hábitos saludables de descanso.

1. Irnos a dormir siempre a la misma hora hará que nuestro cuerpo se acostumbre a que ha llegado la hora de descansar. Mantener una rutina de sueño, cambiando los dispositivos electrónicos por un libro, hará que empecemos a desconectar de nuestro día. Además así evitaremos la luz blanca de las pantallas que tan desaconsejable es para dormir.

2. Deja de ver tu serie favorita a horas inapropiadas. Desde luego la parrilla televisiva no tiene en cuesta nuestro descanso, así que seguro que encuentras durante el día otra hora menos perjudicial para ver programa favorito.

3. Haz que tu habitación sea un remanso de paz, desconecta todo lo que puede perturbar tu sueño, mantén la habitación a oscuras, sin ruidos, y a una temperatura ideal para dormir entre 15 y 22 º C.

4. Elige un equipo de descanso perfecto para ti. Cada persona es diferente, y también lo son nuestras preferencias a la hora de dormir. Un colchón, base y almohada adaptados a tus preferencias harán que tu descanso sea perfecto y reparador.

 

¿Has pensado que regalando descanso regalas buen humor, buen aspecto, vitalidad y energía?

Pues así es, un buen descanso es esencial para sentirnos bien, y ¿qué mejor que cuidar el descanso para disfrutar a tope de la Navidad?

Seguro que estás pensando qué regalo hacerle a tus hijos, a tus padres, a tu pareja, ¿qué tal si este año les haces un regalo práctico que mejore su descanso?

El equipo de descanso, colchón , base, almohada, hay que revisarlo periódicamente para comprobar que no ha perdido firmeza, ni confort. Un equipo de descanso de calidad, y adecuado a cada persona hará que el sueño sea reparador y nos levantemos llenos de optimismo y energía para afrontar las tareas diarias, además de ayudar al sistema inmunológico.

Las características del colchón perfecto

1. El colchón debe de ser firme, no debe de ser ni demasiado duro ni demasiado blando. Al acostarnos sobre el colchón nuestro cuerpo no debe de sufrir ninguna presión que a lo largo de la noche nos incomode y nos desvele.

2. El colchón debe de ser homogéneo y sin hundimientos. Un colchón demasiado blando no respetaría la curvatura natural de nuestro cuerpo, lo que nos obligaría a adoptar posturas inadecuadas que nos provocarían algún tipo de dolor o malestar muscular.

3. El colchón debe de ser adaptable. Unas cualidades óptimas de firmeza y suavidad son las que proporcionarán la sensación de confort que tanto deseamos.

4. El colchón debe de ser transpirable. La ventilación es fundamental para nuestro confort y para el mantenimiento de las propiedades del colchón. Los actuales sistemas de célula abierta hacen que todos los colchones, incluso los viscoelásticos y los de látex tengan la transpiración adecuada. Huye de los colchones que no cumplen las garantías de calidad, para que tu descanso sea perfecto.

Las bases también importan

Si la base que tienes no está en buenas condiciones es mejor cambiarla junto con el colchón. Ten en cuenta que La base aporta un 30% de firmeza al conjunto del equipo de descanso, mientras que el colchón aporta el 70% restante.

Lo recomendable es elegir primero el colchón y después la base, ya que dependerá del tipo de colchón que compremos, que nos decantemos por una estructura u otra. Que el colchón sea más o menos transpirable es un factor determinante a la hora de elegir la base.  Los colchones de muelles ensacados son los que más transpiran , y para ellos son ideales las bases lisas, tipo tapibase, o canapé no laminado, mientras los colchones viscoelásticos son los que necesitan un plus de aireación, como las bases transpirables o laminadas.

Por último, es fundamental que las firmezas del colchón y de la almohada sean lo más homogéneas posible y que el cuerpo esté alineado a la hora de dormir para que el descanso sea perfecto.

¿No te parece el regalo perfecto?

 

Contáctanos

Visita nuestras tiendas online:
www.factorydescans.com
www.suenosdescans.com

 

 

Email info@ergostil.com

 

 

Localización Descubre nuestras tiendas

Al enviarnos un email a través de nuestro formulario de contacto
usted acepta la Política de Privacidad.