Dormir bien en verano es una asignatura pendiente cuando los termómetros se disparan. El aumento de la temperatura puede hacer que por la noche nos despertemos y rompamos nuestro ciclo natural de sueño, haciendo que nuestro descanso no sea reparador y a la mañana siguiente nos encontremos sin energía.

La temperatura es un factor importante que determina nuestro sueño. Cuando la temperatura supera los 26º C nuestro organismo activa un mecanismo de refrigeración que interfiere en nuestro sueño y puede hacer que nos despertemos.

¿Cuál es la temperatura ideal para dormir?

Lo recomendable es que la habitación no supere los 22º C, si el termómetro está por encima de esta medida, la temperatura nos puede hacer pasar una mala noche.

¿Qué podemos hacer para mantener a raya el calor cuando tenemos que dormir?

Mantener la habitación lo más fresca posible, cerrando ventanas y abriéndolas solo si la temperatura exterior refresca. No hay que abusar del aire acondicionado, ya que no es muy saludable y no permite que nuestra temperatura corporal se regule naturalmente. Si son más recomendables los ventiladores, siempre que no nos dé el aire de forma directa.

Darse una ducha tibia antes de irse a dormir, permite mantener el frescor corporal durante varias horas.

Cenar ligero con fruta, zumos, gazpacho, ensaladas, y beber mucha agua o bebidas isotónicas. El alcohol y las comidas copiosas solo harán que no te sientas bien a la hora de dormir y más si se tratan de noches especialmente calurosas.

Evitar tener dispositivos electrónicos en la habitación, ya que además de alterar nuestro sueño, hacen aumentar la temperatura de la habitación.

No hacer ejercicio físico al menos cuatro horas antes de irse a la cama, ya que aumenta la temperatura corporal.

Elige un colchón con tratamiento termorregulador como el Eliocel Air Perfilado de la línea Sensaciones de Ergostil o el Sistema Termo regulador Outlast® de la línea Nucol, son tratamientos que ofrecen un control activo de la temperatura y la humedad de nuestro colchón, ayudando a regular nuestra sensación de calor.

 

 

Por fin ha llegado el mundial, los futbolistas se preparan para dar lo mejor de sí en el campo, rutinas de entrenamiento, horas en el gimnasio, estudio de estrategias, alimentación saludable, pero, ¿cómo preparan su descanso?

Ya sabemos que la relación entre el deporte y el sueño (cantidad y horarios) es muy importante para que los deportistas consigan el máximo rendimiento en el partido tanto física como psicológicamente. Hasta hace poco no se le daba la importancia que tiene dormir bien para el rendimiento del futbolista, al contrario, dormir se veía como una pérdida de tiempo.

Los estudios realizados por diferentes universidades y por Institutos del sueño, han demostrado que dormir bien es lo mejor que puede hacer un deportista ante una competición para dar los mejores resultados.

Ventajas de dormir bien en el deporte

1. Prevención de lesiones; cuando se tiene un sueño reparador disminuye el riesgo de lesiones, ya que se mejora la coordinación y la agilidad.

2. Se procesa mejor la técnica; tras la práctica continuada, el procesamiento de la técnica aprendida se solidifica a partir de la segunda parte de la noche.

3. Recuperación; Tras el ejercicio de alto rendimiento el cuerpo necesita descansar más para recuperarse. Durante la competición recortar horas de sueño para entrenar no es recomendable, ya que el cuerpo optimizará en los partidos las horas de sueño invertidas.

4. Se refuerza el sistema inmunitario. Se aumenta la resistencia a enfermedades que puedan influir de forma negativa en la competición como son los resfriados, el estrés, etc.

En este Mundial de fútbol 2018 hay selecciones que se hacen cargo de la importancia del descanso en su equipo, así Brasil ha prohibido el uso de móviles y redes sociales antes de dormir para no restar horas de sueño, o la selección belga, que ha viajado a Rusia con los colchones personalizados para sus jugadores. Sin duda alguna, el descanso está cada vez más presente en la preparación física  y mental de los deportistas.

 

Los colchones de muelles y los colchones viscoelásticos son los más solicitados por nuestros clientes, y la pregunta que nos suelen hacer es ¿cuál de las dos modalidades es mejor?, la respuesta es sencilla, no hay un modelo mejor que otro, el mejor colchón es el que se adapta a nuestras características físicas  y a nuestros gustos personales,  y lo que para unos es confortable para otros no lo es tanto y viceversa.

Lo que determina que sintamos unas sensaciones u otras es el núcleo del colchón. La firmeza y el grado de confort vienen determinados por el tipo de material que el colchón tenga en su interior. Mientras que los colchones de muelles se caracterizan por la firmeza y transpiración, los colchones viscoelásticos se caracterizan por su adaptabilidad.

Colchones de muelles

Los colchones de muelles tradicionales han dado paso a un nuevo tipo de colchones de muelles ensacados, que se caracterizan por tener en su interior una carcasa de muelles individuales envueltos en una tela. Este nuevo sistema favorece la independencia de lechos, es decir, ya no nos van a molestar los movimientos nocturnos de nuestra pareja, además de la ausencia de ruidos.

La calidad de un colchón de estas características viene determinada por el tipo de material del muelle, de la cantidad de muelles (que nunca debería ser inferior a 220/203m2), de la calidad de la tela del ensacado y de la calidad del acolchado de las capas superiores (que suelen ser de viscoelástica o látex).

Este tipo de colchones llevan un refuerzo perimetral que evita que haya desplazamientos de los muelles, aumentando así su durabilidad.

Nuestra recomendación es el modelo VIVALDI, un colchón con núcleo de nano muelles ensacados que aporta una adaptación progresiva a cada zona de nuestro cuerpo. Dispone de una carcasa de Nanomuelles, 3.300 muelles (en  medida 150X190), y diferencia 9 zonas de descanso gracias a los diferentes diámetros del hilo del muelle.

Colchones viscoelásticos

La viscoelástica es un material que se adapta al contorno del cuerpo, proporcionando al durmiente un descanso libre de presiones y una sensación de ingravidez muy característica de este material. Es una espuma de célula abierta sensible a la temperatura  y a la presión corporal. Cuando nos acostamos sobre un colchón viscoelástico sentimos que el colchón se adapta perfectamente a nuestro cuerpo, y cuando nos levantamos recupera su forma original.

El colchón CALMA 2.0 es un colchón que se adapta a nuestro cuerpo y que alivia los puntos de presión mejorando la circulación sanguínea gracias al viscoelástico perfilado. Es un modelo que diferencia hasta 7 zonas de descanso ofreciendo así una adaptabilidad más personalizada.

 

 

 

Cuando una mujer se queda embarazada su cuerpo sufre cambios físicos que le puede afectar en el descanso. Dormir bien se hace casi imposible por las típicas molestias como son calambres, nauseas, acidez estomacal, ansiedad, necesidad  de ir al baño. Estas molestias se intensificarán a medida de que el embarazo esté más avanzado debido al aumento de la tripa, haciendo más incómodo el descanso.

¿Cuál es la mejor postura para dormir estando embarazada?

Lo ideal es que encuentres la postura en la que tú te sientas más cómoda, aunque es cierto que unas posturas son más adecuadas que otras.

Dormir sobre el lado izquierdo es lo más recomendado, ya que en el lado derecho está situada la vena cava, la mayor del cuerpo humano. Durmiendo sobre el lado izquierdo se favorece que la sangre fluya con normalidad hacia la placenta, aportando nutrientes y oxígeno para el niño.

Para el cansancio de las piernas los expertos recomiendan dormir con un cojín o almohada entre las piernas. De esta forma se evita echar el peso de una pierna sobre la otra, y si la almohada es larga, permitirá apoyar la barriga dando así mayor seguridad. Con esta postura evitarás la aparición de varices y calambres.

Mantener la postura elevada es aconsejable cuando se está resfriada o se tiene problemas digestivos como la acidez, reflujos, etc. Si no dispones de una base articulada, colocar un cojín debajo de la almohada, o entre el colchón y el somier puede facilitar el descanso.

Dormir de espaldas es la posición menos aconsejada, ya que provoca mala circulación. Todo el peso del útero, intestinos y vena cava recae sobre la espalda.

Además de conseguir la postura correcta, para dormir bien es necesario un colchón en el que no te hundas. Un colchón de dureza media/alta con un acolchado de viscoelástico puede ser tu mejor aliado para descansar toda la noche sin interrupciones y conseguir un descanso reparador.

 

Estamos en mayo, el buen tiempo hace que queramos disfrutar del tiempo libre, y los que disponen de segunda residencia en la playa o en el interior tienen la posibilidad de desconectar de la rutina en un entorno idílico y familiar.

Todo va rodado hasta que llega la noche, y el colchón que el año anterior empezó a hundirse este año nos resulta de lo más incómodo. A la mañana siguiente nos encontramos cansados, sin energía, y con dolor en la espalda. En este momento vemos la importancia de dormir bien, y echamos de menos nuestro colchón de casa, ¿te suena esta historia?, seguro que sí.

La solución a este problema es fácil y económica. Comprar un colchón de alta gama y última tecnología quizás lo veas excesivo para la residencia de vacaciones. Si el colchón en el que vas a dormir no es el habitual, hay opciones que nos pueden ayudar a dormir confortablemente sin la necesidad de gastar mucho dinero.

Los colchones Happy disponen de un bloque de HR de alta densidad y una capa de viscoelástico que los hacen especialmente confortables. La tela Strech es un tejido transpirable y muy suave que aporta confort al colchón. Disponen de dos alturas, 20 y 15 cm, y son ideales para camas articuladas.

Si prefieres los muelles ensacados, el colchón Rubi Pocket puede ser lo que estás buscando. La firmeza del muelle, y el confort que aporta la capa viscoelástica con partículas de gel, van a hacer que tu descanso sea agradable y reparador.

Rubi Pocket

Al final tú decides qué tipo de colchón se adapta mejor a ti, para que tu lugar de vacaciones sea de lo más confortable.

 

Para dormir bien hay que tener en cuenta en qué estado se encuentra el equipo de descanso donde dormimos. Como  cualquier otro objeto, nuestro equipo de descanso tiene una vida útil limitada que debemos revisar para que la comodidad y el confort sean los adecuados para que durmamos de una forma confortable y sin interrupciones. 

Pasamos un tercio de nuestra vida durmiendo, por lo que prestarle la atención necesaria a nuestro colchón, base y almohada merecerá la pena si queremos que nuestro descanso sea reparador.

El colchón es el elemento más importante cuando de descanso se trata. Es la superficie que más presión soporta, por lo que es normal que con el paso del tiempo se resienta y pierda algunas de sus cualidades iniciales. Se estima que el cambio del colchón se debería de hacer cada siete o diez años, así que si ves que tu colchón está deformado, se hunde en ciertos sitios y la presión hace que te despiertes por la noche, va siendo hora de renovarlo.

De la misma forma que cambiamos el colchón, la base también cumple un papel importante en nuestro descanso y en la conservación del colchón. Si nos decidimos por un colchón viscoelástico, la base será mejor que sea transpirable, un somier o canapé de láminas será lo ideal. Si preferimos un colchón de muelles ensacados, la base deberá de ser lisa, una base o canapé tapizado será la opción correcta para que los muelles no se deterioren por los huecos que quedarían abiertos en los somieres de láminas.

La almohada cumple la función de mantener nuestra columna recta cuando dormimos, el tamaño ideal es aquel que alinea nuestra cabeza, cuello y columna cuando estamos acostados, así que el tamaño de la almohada vendrá determinado por el tipo de colchón que elijamos. La almohada debería llevar funda para asegurar su limpieza y renovarse cada dos años.

Siempre que se quiera comprar un equipo de descanso es recomendable probarlo en la tienda para asegurarnos de que el conjunto del equipo es el adecuado para nosotros.

 

 

Contáctanos

Visita nuestras tiendas online:
www.factorydescans.com
www.centrosuenos.com

 

 

Email info@ergostil.com

 

 

Localización Descubre nuestras tiendas

Al enviarnos un email a través de nuestro formulario de contacto
usted acepta la Política de Protección de Datos.